Lady Coralina, la nueva María Magdalena

Se dice que Paz Ayala vivió una infancia y adolescencia muy conservadora, donde tenía estrictamente prohibido tomar acciones rebeldes, como muchos lo hacemos en esta etapa. Incluso afirman conocidos que Emma era de esas hijas protegidas que al fina solo se casarían con el príncipe azul, osea, aquél que la mantuviera y le diera una buena vida.

Lady Coralina, la nueva María Magdalena

Ya es reconocida a nivel nacional, la señorita Emma Alicia Paz Ayala , o también conocida como Lady Coralina o #LadyCuernos; originaria de Hermosillo, Sonora.

Y al leer tantas notas que la justifican y la defienden, mientras otras la atacan y la juzgan; me venía a al cabeza un personaje muy famoso que si bien, es a tema personal la comparación, me parece muy atinada para lo que quiero expresar sobre esta situación.

Así es, hablo de la prostituta María Magdalena, que aunque, Emma Paz no sea una prostituta, si cometió lo que se llamaría adulterio o traición. Y mientras Magdalena era apedreada y escupida por hombres y mujeres en aquella época, ahora Lady Coralina es de igual forma juzgada, quizá no con piedras pero sí con una crítica mediática que ha afectado su vida personal y la de sus conocidos.

Por ningún motivo defiendo lo que hizo esta chava, pero sin duda tampoco estoy de acuerdo con la gente ha provocado en redes sociales y en los medios.

¿Quienes nos creemos para criticar las acciones de los demás? ¿A caso ustedes no han sido infieles?

Las respuestas serían diversas, y es que aunque la confianza que le dio su prometido a Emma, y de toda la familia de ambas partes, haya sido traicionada, no podemos permitir que nosotros ajenos a la situación nos involucremos completamente solo por morbo y desmadre.

La infidelidad de #LadyCoralina proviene indudablemente de las dos partes que hoy por hoy lastiman la interacción social: El machismo y el feminismo. Y me refiero a dos términos que radican en lo ortodoxo.

Por un lado está el machismo, que señala a Emma Alicia Paz como una “PUTA”, machismo inmerso también en algunas mujeres; y por otro el feminismo, que busca defender y justificar la acción, claramente negativa, de Lady Cuernos.

Se dice que Paz Ayala vivió una infancia y adolescencia muy conservadora, donde tenía estrictamente prohibido tomar acciones rebeldes, como muchos lo hacemos en esta etapa. Incluso afirman conocidos que Emma era de esas hijas protegidas que al fina solo se casarían con el príncipe azul, osea, aquél que la mantuviera y le diera una buena vida.

Entonces me surge una pregunta, ¿el feminismo protege al machismo? Y es que aquellas personas que escriben sobre este tema y la justifican por el estilo d vida que llevo, que es un machismo inmerso en la familia de esta joven, ¿no están justificando también la problemática que nombrarían los psicólogos como el “síndrome de las princesas?

Entonces que carajos estamos defendiendo, en mi conclusión; ABSOLUTAMENTE NADA…

Este es un tema de morbo, como lo han sido los varios ladys y lords que han aparecido en los últimos meses. Ni si quiera se puede volver un tema de debate o discusión. Lo que es cierto es que Emma cometió infidelidad y por ello no puede ser llamada “zorra” o “puta”; pero sí tiene que entender ella y cualquier mujer que el compromiso es una responsabilidad y lleva consigo el respeto.

Si una mujer u hombre, por que ambos géneros son iguales; desean tener aventuras, o conocer más personas, o acostarse con diez, cien o más, entonces optemos por ser totalmente libres, sin lastimar a otros, sin aprovecharse de la confianza y el cariño de los demás. Pero si vamos a tener una relación, o nos vamos a casar, entonces entendamos que debemos comprometernos con el respeto y con el amor de vuelta que nos brindan.

Este es un tema que va más allá de que si los hombres lo hacen es diferente o que si las mujeres esto… Dejemos de lado la estúpida batalla entre machistas y feministas, seamos personas maduras e inteligentes, humanos que entiendan que hasta la libertad tiene límites, por lo tanto el estar con alguien tiene aún más.

A Lady Coralina solo le diré: enfrenta la responsabilidad de tus actos, y a todos los que lean esto y otros artículos más sobre ella, pónganse en sus zapatos, ¿les gustaría ser juzgados igual?

No juzguemos más y preocupémonos por nuestras vidas, nuestros errores y nuestras virtudes; y dejemos de lado a  personas que aún les falta inteligencia, madurez y autoestima.

Deja un Comentario

Su E-mail no será publicado.

Puede usar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*