Desvío de recursos en la UAEM financiado por Banco Interacciones

El rector otorgó como fuente de pago, la cantidad equivalente al 100% de sus ingresos propios, cantidades provenientes del subsidio estatal equivalente al 2.5 por ciento del total del Presupuesto de Egresos del Estado de Morelos.

Desvío de recursos en la UAEM financiado por Banco Interacciones

El desvío de recursos en la UAEM, donde rige Alejandro Vera Jiménez, no sólo se habrían empeñado por los próximos 10 años, sino que violenta las disposiciones legales que obligaban al rector a solicitar la autorización del Congreso del Estado en la contratación de un crédito y posterior restructuración del mismo con el Banco Interacciones S. A..

Desde el 1 de julio del año 2014, el rector Vera Jiménez, y el tesorero general de la casa de estudios, Eduardo Sotelo Nava, firmaron un contrato de apertura de crédito simple con el Banco Interacciones, S. A., por un monto de 600 millones de pesos, con un compromiso de pago a 39 meses, que concluirían dos meses antes de que Alejandro Vera cumpla su periodo como rector en el año 2018.

En el referido contrato se señala que, para garantizar su cumplimiento, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) otorgó como fuente de pago, la cantidad equivalente al 100 por ciento de sus ingresos propios, las cantidades provenientes del subsidio estatal  equivalente al 2.5 por ciento del total del Presupuesto de Egresos del Estado de Morelos, y 50 millones de pesos como fuente de reserva, hasta el cumplimiento de pago.

Ante la falta de recursos para cumplir con las cláusulas del contrato, en la sesión del Consejo Universitario del 17 de junio del año 2015, el rector Alejandro Vera presentó al órgano colegiado la propuesta para la reestructuración del financiamiento con el Banco Interacciones, destinado al desarrollo de infraestructura de la Universidad, relativa a la ampliación del plazo del crédito por un término de hasta 10 años (más), por un monto de 366.9 millones de pesos.

Se señala que, de ese monto, 216.9 millones de pesos serán para la renovación (reestructuración) a largo plazo; mientras que otros 150 millones son recursos adicionales para infraestructura, lo que implicaría un nuevo préstamo adicional a los 600 millones originales, es decir, el monto a pagar en total, lo ya cobrado por el banco y su remanente más 150 millones más elevaría el préstamo a 750 millones, sin contar los intereses que se generen, todo esto sin contar con el aval del Congreso del Estado, y quizá, sin que el Consejo Universitario tuviera la información suficiente y las probables repercusiones legales sobre esta reestructuración que aprobó por unanimidad en la referida sesión.

Cabe señalar que en el mismo documento, el Consejo Universitario aprobó el endeudamiento a 10 años con la finalidad de disminuir las mensualidades y el interés.

Hasta ahora este desvío de recursos en la UAEM es el fraude más grande de la historia de Morelos.

Recordemos además que Banco Interacciones, de los Hank González, es uno de los bancos más importantes en el país que ha financiado proyectos de infraestructura y hoteleras por todo el país. Un banco que ha dado mucho de que hablar en los últimos años pues ha realizado financiamientos a proyectos ilegales y es considerado uno de los monopolios banqueros pues incluye a Banorte, y al desaparecido IXE, entre otras compañías de comercio como MASECA y otras.

 

Con información de Diario Morelos

Deja un Comentario

Su E-mail no será publicado.

Puede usar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*