La ambición de Cruz Pérez y el Movimiento de Dante Delgado

Ganancia de votos y mantener el registro en una entidad en la que hasta hace poco ni se sabía de su existencia, enarbolando una supuesta causa ciudadana es la estrategia de Movimiento Ciudadano.

La ambición de Cruz Pérez y el Movimiento de Dante Delgado

Ambición es la palabra que mueve carreras políticas después de casi 30 años de militancia de la extrema derecha. Esa es la ambición de Cruz Pérez Cuellar. Ganancia de votos y mantener el registro en una entidad en la que hasta hace poco ni se sabía de su existencia, enarbolando una supuesta causa ciudadana que en realidad no lo es. Esa es la ambición del dueño de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.

Antes de que lo corrieran, CPC renuncia al panismo de sus amores, al que, como él mismo relata, desde sus 17 años se acercó. Y ahí estuvo, fiel soldado, hasta que claro, no le dan lo que él señor quiere. Ahí inicia sus traiciones al partido de sus amores. Hasta una llamada con una diputada del PRI existe para demostrar su desmedida ambición al no obtener lo que creía merecer.

Ya desde 2014 el PAN le había suspendido sus derechos por difamación, lo que no poca cosa, sobre todo viniendo de alguien que quiere gobernar el estado de Chihuahua.  Cruz Pérez Cuellar  no es otra cosa que cualquier otro político que, al no obtener la candidatura de su partido, la busca en otros, sin importarle la ideología, derecha, izquierda, centro, eso es lo de menos. Poder por el poder, al fin y al cabo.

Eso por el lado del candidato, por el lado del partido no andamos mejor. Fábrica recicladora convertida en partido, que de ciudadano no tiene nada. Fundado por un ex presidiario, Dante Delgado, acusado de malversación de fondos cuando fue gobernador interino de Veracruz, Movimiento quesque Ciudadano, cambió su logo hace poco para parecerse al del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) cuando aún no era partido político, y que así la gente los votará pensando en el político tabasqueño, del que después se deslindó.

El MC sólo es una canción pegajosa con candidatos reciclados de todos los partidos, porque nada de eso importa. La ambición no conoce de dignidad. Lo bueno que la gente sí.

Deja un Comentario

Su E-mail no será publicado.

Puede usar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*